¿Cómo cuida su salud? La mayoría de nosotros nos hacemos esta pregunta cuando ya hemos observado un descenso en nuestra calidad de vida y bienestar. Por ello, merece la pena rodearse de cariño no sólo en situaciones de crisis, sino cultivar las buenas prácticas a diario. Los cambios pequeños pero duraderos nos facilitarán y nos mantendrán mental y físicamente en forma durante mucho más tiempo.

Así que piensa en lo que puedes cambiar para mejor hoy. Hemos reunido una colección de cinco consejos y le mostramos que cuidarse es simplemente divertido. Le invitamos a seguir leyendo y a poner en práctica nuestros consejos.

Cuídate con una dieta saludable

¿No sabe cómo cuidar su salud? Empieza por tu dieta y piensa en cómo ha sido tu menú hasta ahora. ¿Qué puede cambiar para mejor? Empieza por incluir más verduras en tu menú: sería bueno que ocuparan aproximadamente la mitad de tu plato. No olvides incluir también fruta, por ejemplo como merienda o acompañamiento del desayuno.
Además, ¡descarta el mito de la dieta saludable, que todo el mundo suele asociar con la pérdida de peso!

Cuídate con una dieta saludable

Esto es, por supuesto, un concepto erróneo, ya que deberíamos ocuparnos de las comidas correctamente equilibradas todos los días, no sólo cuando estamos de rebajas. Calcula tus necesidades calóricas, piensa en cuál es uno de tus platos favoritos y haz que cuidarte también sea más sabroso. Además de comer más fruta y verdura, ¿qué otras cosas beneficiarán su bienestar?

  • Coma con regularidad: algunas personas necesitan 4 o 5 raciones un poco más pequeñas, otras se sentirán mejor después de 3 comidas más grandes.
    Bebe agua: ten siempre a mano un vaso o una botella. Recuerde que el agua no es lo único que hidrata. Si tienes problemas con ella, opta por hierbas, tés o incluso café en cantidades razonables.
  • Haz que las cosas sean variadas: utiliza especias aromáticas, busca diferentes fuentes de hidratos de carbono complejos y disfruta de una comida sana y sabrosa en la que también tengan cabida los platos recreativos. Se puede utilizar el método 80 por 20. ¿Qué significa en la práctica? El 80% de su dieta consiste en alimentos no procesados y el 20% en sus aperitivos favoritos pero menos saludables. Esto facilita el control de la cantidad de aperitivos que se comen, por ejemplo, una manzana, unos frutos secos y… por ejemplo, una manzana, unas nueces y tu chocolate favorito (¡en lugar de una tableta de chocolate!).
  • Limite la cantidad de carne que come: cada vez se habla más de los beneficios de una dieta flexitariana junto con la dieta mediterránea. Esto significa que no tienes que renunciar drásticamente a tu hamburguesa favorita. Inclúyalos con sensatez en su dieta y elija más a menudo productos magros y no procesados. Cambia los embutidos por sándwiches de verduras para untar y, para el almuerzo, sirve una pechuga de pollo a la plancha acompañada de patatas cocidas y lechuga.
  • Celebrar la comida: a menudo comemos de forma desatenta, con prisas y con los smartphones encendidos. No siempre es posible, pero intenta crear tu ritual de alimentación. Tomar la comida más despacio no sólo mejora tu metabolismo, sino que estarás saciado durante más tiempo. Que sea un momento encantador que pases con tus seres queridos alrededor de la mesa.